Beneficiarios

 

 

Adolescentes y  jóvenes entre 14 y 26 años  que habitan de manera permanente en las calles de la Región Metropolitana.

La experiencia nos ha demostrado que los jóvenes mayores de 18 años, no están socialmente preparados para enfrentar la vida adulta. Es por esto que hemos creado un proyecto que permita la continuidad de los procesos de los programas que trabajan con ellos hasta los 18 años, para que no queden en el abandono absoluto.