PORQUE AMAMOS LO QUE HACEMOS


VISION

Buscamos un Chile integrado, sin Jóvenes ni Adolescentes en situación de calle.


MISION

Transformar a Adolescentes y Jóvenes en situación de calle, integrándolos a la Sociedad como Agentes de Cambio, a través de procesos e intervenciones innovadoras.


¿POR QUÉ ABRAZARTE?

En Chile existen cerca de 200.000 niños y jóvenes que no estudian ni trabajan, los llamados nini. Muchos de ellos tampoco viven en un hogar con una familia por lo que arman su familia en caletas.

Trabajamos con adolescentes y jóvenes que viven y duermen en la calle, desligados de sus familias, con las que no pueden o no quieren volver  a vivir. Enfrentan, desde hace años, una vida sin normas, sin contención y sin oportunidades. Sufren permanentemente el castigo y el desprecio social, pues son vistos bajo el estereotipo de “drogadictos y delincuentes”, destino que por efecto de la misma estigmatización terminan, muchas veces, experimentando. Estando en la calle, desarrollan distintas estrategias de sobrevivencia: mendicidad, hurtos, comercio sexual, tráfico de drogas y otros que profundizan la desvinculación con las personas que forman parte de la sociedad. En este contexto son utilizados por narcotraficantes y pedófilos, además de sufrir abuso de poder.

A pesar de las prácticas de sobrevivencia, el abandono y la negligencia, son grandes creadores y tienen un gran potencial de desarrollo a pesar de la adversidad.

Trabajamos para apoyarlos y abrazarlos, para fortalecer sus propias capacidades. Para reincorporar a la sociedad a estos jóvenes en situación de calle a través de un enfoque innovador, no paternalista ni asistencialista, yendo al encuentro con el otro de igual a igual, sin hacer diferencias.

A través del arte, de los oficios, del deporte y la educación estos jóvenes pueden tener la oportunidad de desarrollar su potencial creativo y humano. A través de procesos y experiencias concretas de encuentro, aprendizaje y afecto ellos pueden transformarse en agentes de cambio, primero de sus propia realidad, luego de su familia y de la sociedad.

Trabajamos para lograr resultados, para que los jóvenes que forman parte de la red de Abrazarte, superen su situación de calle, dejen la droga y la delincuencia y puedan formar una familia y encontrar un sentido de vida para lograr sus propios sueños.

Nuestro enfoque de trabajo con estos jóvenes es diferente, es innovador, no es asistencialista, apunta a la sanación del alma de la persona. No es el camino fácil o el camino corto, es una mirada de más largo plazo que apunta a desplegar los talentos y capacidades propias de cada persona, por más difícil que sea la situación en la que se encuentra.



SOMOS FAMILIA