En proceso de construcción

 

Escuela Holística Abrazarte será un espacio de encuentro y desarrollo humano integral, para adolescentes y jóvenes en situación de calle de la Región Metropolitana.

 La experiencia de estos trece años, ha demostrado que el acompañamiento amoroso es esencial para generar procesos de transformación en estos niños, adolescentes y jóvenes. Por otro lado, se ha observado que, cumplidos los 18 años, y sin un espacio que los acoja para seguir creciendo biopsicosocial y espiritualmente, el único futuro de estos jóvenes es volver a las prácticas precarias de sobrevivencia, con altas probabilidades de terminar privado de libertad. En ese escenario, se ha buscado intervenir, sin embargo, aún persiste una deuda.

 Debido a la complejidad de los participantes, y sus contextos, un proyecto de este tipo requiere seguir teniendo los siguientes apoyos: Intervención primaria actual consistente en un equipo profesional enfocado a resolver los problemas inmediatos y urgentes, tales como apoyo en temas legales, temas familiares, sociales entre otros; Atención médica a través de regularizar las inscripciones en los Servicios de Salud correspondientes, entregando controles médicos y atención en el área y Acompañamiento sicológico y espiritual.

 Una temática presente en los jóvenes y adolescentes que pertenecen en la Fundación Abrazarte, es la deserción escolar temprana, presentan un promedio de educación de cuarto básico, incluso algunos son analfabetos. La ausencia del proceso educativo, genera en ellos una brecha importante de relaciones sociales, laborales y de autoestima. En ese sentido se incorpora como eje de intervención la nivelación de estudios, con una metodología educativa especializada, en los procesos cognitivos de los participantes.

La propuesta de la Unesco sobre educación basada en cuatro pilares resulta pertinente también en el caso de las personas en situación de calle, pues trabaja el desarrollo integral de la persona en relación al “Aprender a Ser; Aprender a conocer; Aprender a convivir y Aprender a Hacer.

Si bien existe un programa de Educación Flexible del Ministerio de Educación, este no está pensado ni diseñado para personas en situación de calle. Es por ello, tan relevante generar un espacio que puede permitir tanto alcanzar una escolaridad según las bases curriculares del Mineduc como el desarrollo emocional, social y espiritual de los beneficiarios. Existe la necesidad de brindarles un espacio para la escolarización, así como para la socialización, necesidad que hasta ahora ninguna política pública, ni la institucionalidad vigente ha favorecido. Y que la Fundación Abrazarte de acuerdo a su experiencia puede asumir.

 Dado el perfil de los participantes se hace necesario que la Escuela Abrazarte haga realidad la educación integral promovida por el Mineduc, por ello se adhiere al enfoque de la educación holística que se interesa por una formación integral del ser humano, atendiendo no solo el aspecto intelectual, sino también el emocional, físico, social, artístico, espiritual. La educación holística no se reduce a ser un método educativo, se caracteriza por ser una visión integral de la educación. Para que la educación sea una experiencia sanadora y transformadora de la persona a de atender a la transversalidad y a de propiciar espacios para el arte, el juego y el deporte que son instrumentos privilegiados para promover el desarrollo de todas las dimensiones del ser humano.

La Escuela Abrazarte considera el Arte como un elemento vital del currículum al que busca darle relevancia dado los beneficios de este, especialmente en su rol terapéutico y como instrumento para el autoconocimiento, así como un método que promueve la creatividad y la disciplina.